El albergue Castillo de San Servando es un alojamiento con mucho encanto que se sitúa en la ciudad de Toledo. Cuando leemos el titular seguramente tengamos en nuestra mente una construcción antigua donde en su día se defendieran todo tipo de batallas y no vamos muy mal encaminados con esto…

Convertido en alcázar por la amenaza que tenía el reino cristiano ante las posibles entradas de grupos musulmanes por el puente de Alcántara, el Castillo de San Servando inició su construcción en el año 1024 durante el mandato de Alfonso VI. No fue hasta 1088 cuando tuvo esta finalidad ya comentada y que pasara desde aquí, a ser uno de los lugares más respetados y seguros de la ciudad.

El albergue Castillo de San Servando, un lugar para pasar la noche

Si tenemos planteado un viaje próximo a Toledo y te has puesto a buscar sitios para dormir en la ciudad, te habrás dado cuenta de que el albergue Castillo de San Servando es uno de los grandes favoritos de todos los transeúntes. Resulta sorprendente cómo un lugar sujeto a tanta historia sea ahora el espacio en el que muchos grupos o parejas pasan la noche bien sea porque quieren explorar el terreno o porque estando de ruta, necesitan un lugar para descansar.

Tras algunos cuantos avatares y con un álgido peligro de derrumbe, en el año 1874 el castillo fue declarado “Monumento artístico nacional” y desde entonces, su consideración para el patrimonio ha sido muy diferente. Actualmente, en el siglo XXI que corremos, vemos un espacio completamente restaurado y, después de haber tenido uso de colegio menor, residencia universitaria o sede de las Cortes de Castilla-La Mancha, hoy es un cotizado albergue dónde además de dormir personas que vienen a la ciudad, también se celebran pequeñas conferencias o cursos de muchas temáticas.

Toledo, como capital de Castilla La Mancha, es una ciudad con muchísimo encanto y grandes terrenos a descubrir. El contenido medieval de sus calles así como de sus fronteras, hace que cada vez que paseamos por los alrededores o el interior, volvamos la vista atrás en el tiempo y nos sintamos como en aquella época de lucha. Desde el albergue Castillo de San Servando, estancia altamente recomendable, podemos divisar una vista panorámica del espacio así como del río Tajo que es el que bordea esta fantástica ciudad de investigación casi obligada.

Donde se sitúa el Castillo de San Servando

El Castillo de San Servando se sitúa en la entrada de la ciudad de Toledo, justo al lado del puente de Alcántara.