Alojamiento en Ribadeo

Ribadeo es una preciosa localidad de la provincia de Lugo, en el límite con Asturias. Está situada en un enclave privilegiado, en la orilla del Cantábrico y junto a la ría que lleva su nombre, formada por la desembocadura del río Eo.

Una estancia en este municipio nos permite estar cerca de lugares de una gran belleza paisajística, como la playa de Las Catedrales. A 2 kilómetros de dichas playas, y a 4 de Ribadeo, encontramos el Hotel Mi Norte, un curioso establecimiento muy aconsejable para alojarnos en él durante una estancia en esta zona. Y no sólo porque desde él se puede conocer la comarca muy cómodamente, sino también porque se trata de un hotel de calidad y fuera de lo común.

 

El edificio es una antigua casa típica de la zona, en la que vivía el abuelo de la actual propietaria. Ha sido reformado respetando la construcción original.

 

Las habitaciones del hotel han sido decoradas por diseñadores, directores de fotografía y directores de cine. Cada una de ellas está inspirada, hasta el más mínimo detalle, en una película, la cual da nombre a la estancia. Así, encontramos la habitación “Gritos y susurros”, o la habitación “Desayuno con diamantes”, entre otras.

 

Todas las habitaciones son exteriores y disponen de terraza desde las cuales hay unas magníficas vistas. Están perfectamente equipadas, son amplias y cómodas.

 

El hotel dispone de una sala como zona común, donde podemos pasar algún rato relajado y tranquilo, leyendo alguno de los libros o revistas que ponen a nuestra disposición. O, si lo preferimos, podemos usar el ordenador que allí hay, al servicio de los clientes, para cualquier consulta que se quiera hacer por internet.

 

Por las mañanas, se sirve un desayuno buffet muy variado, con productos frescos, naturales y de calidad. No sólo el desayuno nos encantará sino también el escenario, puesto que se sirve en un agradable comedor acristalado desde el cual vamos a tener unas estupendas vistas del Mar Cantábrico.

 

Es de destacar la profesionalidad del personal del hotel, los cuales ofrecen un trato muy amable y familiar al cliente, adelantándose a cualquier deseo de éste. También son destacables las tarifas del establecimiento, nada caras teniendo en cuenta la relación calidad-precio.

Viajero