Alojamiento en Segovia

En el año 1985, la ciudad de Segovia fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Paseando por sus calles nos percibimos enseguida del motivo. Su acueducto, sus iglesias románicas, sus jardines, incluso sus calles, forman un conjunto de gran belleza y de un valor artístico incalculable.

 

Si a ello unimos su excelente gastronomía, cuya fama traspasa fronteras, así como los espacios naturales que hay cerca de ella, como la impactante Sierra de Guadarramama, se convierte en un sitio ideal para pasar unas vacaciones o unos días. Tanto los amantes de la cultura, como los de la naturaleza o el buen comer, van a disfrutar de una estancia en este bello lugar.

 

Para dicha estancia, sugerimos un alojamiento que nos permitirá tanto conocer la ciudad como los parajes naturales de la comarca. Se trata de La Hostería del Guadarrama.

 

Es un típico hotel de montaña, familiar y acogedor, que se encuentra al pie de la montaña, en la Sierra de Guadarrama, junto al majestuoso Pico Nevero y, asimismo, junto a la vega que va hacia la Tierra de Pinares.

 

Es un lugar idóneo, no sólo para conocer Segovia y otros núcleos cercanos de interés histórico y artístico, sino también para conocer todo su entorno natural. Asimismo, el lugar nos ofrece múltiples posibilidades para la práctica de deportes de aventara y para el esquí.

 

Las habitaciones del hotel son luminosas y con unas espléndidas vistas a las montañas. Tienen baño completo y están equipadas con todo aquello que va a hacer nuestra estancia más cómoda. Tanto estas estancias como las del resto del hotel están decoradas con colores cálidos y armónicos, que le dan un estilo rústico y muy confortable.

 

El hotel dispone de salas de reuniones, una sala de juegos donde a buen seguro pasaremos algún agradable rato con nuestros acompañantes, y una biblioteca donde podemos relajarnos un rato leyendo un buen libro. En todo el establecimiento tenemos conexión wi-fi gratuita. En su exterior, hay un bonito jardín.

 

El hotel tiene bar, donde podemos tomarnos una cerveza o unas tapas, antes de ir a su restaurante, donde podremos comer algún plato de la exquisita cocina segoviana. Allí, podemos pedir una sopa castellana o unos judiones de La Granja, unas truchas o una caldereta de cordero. No hemos de olvidarnos de su plato estrella, el cochinillo asado.

Viajero