Donde salir de marcha en San Sebastian

Disco, Bares, música y marcha

Como en el resto del País Vasco, en Gipuzkoa la gente se divierte, normalmente, por la calle, saliendo a potear, es decir, tomar vinos o zuritos (vasos de cerveza) de bar en bar.

La alegría en las calles resulta contagiosa durante el verano, que es cuando la mayor parte de las localidades celebran sus fiestas patronales. Es entonces cuando el bullicio, la música, las verbenas y conciertos se adueñan de los más recónditos rincones. Pero también en los meses fríos de invierno los amantes de la vida nocturna pueden encontrar marcha en muchas localidades.

Prácticamente en todas las poblaciones existen zonas de bares, pubs y discotecas en las que poder tomar una copa, escuchar música, bailar y, por qué no, también charlar. Sin olvidar, por supuesto, las salas de conciertos que funcionan tanto en Donostia-San Sebastián como en el resto de Gipuzkoa

La noche donostiarra de San Sebastián-Guipúzcoa

Son varias las zonas con vida nocturna de San Sebastián. En la Parte Vieja se concentra el mayor número de personas. El ambiente aquí es heterogéneo y nadie se siente extraño. Los bares con música, al igual que en el resto de la ciudad, permanecen abiertos hasta las tres de la mañana, una hora antes entre semana. (Este horario se alarga media hora los meses de verano).

Otra zona muy concurrida es la de Reyes Católicos. Es un área céntrica (en la parte trasera de la catedral del Buen Pastor) en la que hay bares con agradables terrazas en una zona peatonal. Aquí encontramos gente joven, más o menos hasta la treintena.

Gazteszena, en el barrio de Egia, ofrece, también entre semana, conciertos interesantes, y en este barrio encontramos un ambiente alternativo. En Gros, en la zona de Sagues el ambiente es juvenil ya que, entre otros, se reúnen los que durante el día han practicado el surf en la cercana playa de la Zurriola. Muy cerca encontramos el Zurriola Marítimo, local que a partir de la media noche se transforma en discoteca.

Sin embargo, las discotecas donostiarras por antonomasia son Bataplán, La Rotonda y La Kabutzia, locales a los que se puede acudir cuando el resto han cerrado y que gozan de una ubicación privilegiada, con vistas sobre la bahía de la Concha.

Entre las salas de música destacan Kandela, en el barrio del Antiguo, con ritmos latinos y música variada, Branka, junto al Peine del Viento, un bar en el que también se ofrecen conciertos. Ilunbe es un espacio de ocio frecuentado por los más noctámbulos, pues es el último en cerrar en todo San Sebastián-Guipúzcoa. Se trata de un área apartada, cercana al estadio de Anoeta, donde fundamentalmente se concentra gente joven.

Música a tope en San Sebastián

 

Guipúzcoa es un territorio en el que no faltan locales con encanto en los que, además de tomar una copa, poder escuchar música o bailar. Al igual que en la capital, es muy común salir, de bar en bar, de vinos y en cuadrilla. Los fines de semana la mayor parte de estos establecimientos suelen estar abarrotados de personas de toda edad y condición.
Una de las localidades más concurridas en verano es Zarautz. Vecinos y visitantes se mueven, además de en los locales del centro de la localidad, en el paseo marítimo. Otra población costera muy concurrida en verano es Hondarribia. Cualquier noche calurosa las terrazas del barrio de la Marina están de bote en bote. Un lugar a destacar en esta localidad es Banako. Ubicado en el nuevo polígono industrial de Txiplau, en este local tienen cabida expresiones artísticas, literarias y musicales.
La vecina ciudad de Irún también es importante lugar de ocio nocturno. Irún toma el relevo a Hondarribia en los meses de invierno. Aquí encontramos distintas zonas para alternar, entre otras, la de la calle Cipriano Larrañaga y la calle Mayor y sus aledaños.
De enero a abril, con la temporada de sidra, Astigarraga y Hernani son punto de encuentro para numerosas personas, acudan o no a cenar a las sidrerías.
Otras poblaciones con marcha son Eibar, Elgoibar y Beasain, que aglutinan a muchos jóvenes de localidades más pequeñas de sus entornos. No podemos olvidar dos salas de conciertos con renombre en Gipuzkoa: la Jam, en Bergara, y Pagoa, en Oiartzun. En ambas se ofrece, a lo largo de todo el año, actuaciones de géneros muy variados.

Casino Kursaal

Los suntuosos Gran Casino y Casino Gran Kursaal fueron motor de desarrollo para la Donostia-San Sebastián de la ‘belle epoque’. Heredero de aquella tradición, el Casino Kursaal abre sus instalaciones con un amplio horario junto al Boulevard.
Giran la ruleta americana y la francesa, junto a las mesas dedicadas al ‘black-jack’ y el póker sin descarte. Frente a lo que pueda pensarse, no hacen falta grandes inversiones y puede apostarse desde un euro. El Casino Kursaal es un centro de ocio en el que también hay una sala con máquinas de azar, un restaurante y un espacio multiusos.
Vive la emoción de las apuestas hípicas en la Sala Hipodromoa Turf.

Dirección: CALLE MAYOR, 001 – 20003 DONOSTIA-S.SEBASTIAN

Teléfono:943 42 92 14

Viajero