Gastronomía en Calahorra

Cuando hablamos de la gastronomía de Calahorra estamos hablando, sin ninguna duda, de los productos de su huerta, en los cuales se basa su cocina. Los tiene en abundancia y de gran calidad, y, en combinación con otros productos como la carne, son el fundamento de todos sus platos.

De entre su gran variedad de productos hortícolas, dispone de tres con Indicación Geográfica Protegida, los espárragos, el pimiento y la coliflor, y uno con Denominación de Origen, que son sus peras.

Uno de los platos más típicos de Calahorra es la menestra de verduras, la receta idónea para disfrutar de una gran variedad de sus verduras y hortalizas. Asimismo, las pochas, los espárragos frescos, los champiñones u otros tipos de setas o los ajos frescos. Sus pimientos, de los que tiene gran variedad, como el verde, el rojo o el del piquillo, se prestan a un gran número de elaboraciones: asados, aliñados, fritos o rellenos, sirviendo también como guarnición de muchos platos.

Las habas, los exquisitos cardos, las zanahorias, los guisantes, los tomates o las lechugas, entre otros, son por sí solos excelentes productos, usándose como base de muchos platos.

En lo que hace referencia a la carne, la más popular es la de cordero, del cual, combinado con sus verduras y hortalizas, se hacen una gran variedad de guisados: con alcachofas, con zanahorias y guisantes, con espárragos o con patatas, entre otras muchas. Son típicas también las chuletas asadas o las chuletillas al sarmiento. No podemos dejar de mencionar aquí la carne de caza, con sus apetitosos guisados de jabalí, también abundante en la zona.

En cuanto a los postres, en primer lugar debemos citar el típico pastel de Calahorra, por ser exclusivo de esta localidad. Además, otros postres típicos, éstos ya de todo el valle, son las torrijas, las magdalenas, los mantecados o las pringadas.

Otros productos que debemos destacar son la miel, el queso, las mermeladas y sus embutidos elaborados artesanalmente.

En cuanto a las bebidas típicas, en primer lugar hemos de hacer mención, como no podía ser menos, a los prestigiosos vinos de sus bodegas y de las de los pueblos vecinos. También es digna de mención su destilería de anís y algunos licores artesanos como el conocido con el nombre de “cocón”, que se elabora con cáscara de nuez cuando ésta todavía está verde.

Sin embargo, hemos de resaltar que, tanto en Calahorra como en el resto del valle, la bebida estrella cuando hay fiestas es el “zurracapote”, hecho a base de vino mezclado con azúcar, canela y trozos de melocotón.

En la localidad tienen lugar varios eventos, a lo largo del año, relacionados con su gastronomía, de entre las cuales destacamos las más populares.

Las Jornadas Gastronómicas de la Verdura tienen lugar en Calahorra desde hace ya 15 años. Se celebran entre abril y mayo, y tiene como principal objetivo la promoción de los productos de la huerta de Calahorra y de sus recetas culinarias, basadas en las mismas.

Estas jornadas son un punto de encuentro delos mejores cocineros de nuestro país, cada uno de los cuales elabora sus mejores recetas y pinchos con las verduras y hortalizas del valle.

La Feria de Artesanía Agroalimentaria tiene como objetivo dar a conocer los productos agroalimentarios elaborados por los artesanos de la comunidad. Se celebra a la vez en tres localidades, Logroño, Haro y Calahorra. Este año se ha llevado a cabo la primera edición, con un gran éxito que hace prever su consolidación en próximas ediciones. Los artesanos participantes promocionan y venden directamente sus productos, entre los que encontramos miel, chocolate, embutidos, mermeladas y muchos otros.

La Feria de Exaltación del Vino es otro de los eventos que tienen lugar en Calahorra relacionados con la gastronomía. La organiza la Peña Calagurritana, y tiene lugar hacia la segunda quincena de agosto. Durante un fin de semana tienen lugar diferentes actos como talleres, demostraciones e, incluso, un concurso fotográfico, todo ello relacionado con el vino.

Viajero