Huesa

El término municipal de Huesa se encuentra al sureste de la provincia y al suroeste del Parque Natural de Cazorla, a una altitud de 657 metros. Está a 83 kilómetros de la capital; su superficie es de14’11 kilómetros cuadrados y tiene una población de 2.750 habitantes aproximadamente.

Huesa limita con los términos de Quesada. Hinojares y Pozo Alcón.

Podemos acceder a esta población por la JV-3265 de Úbeda a Hinojares y la JV-3267.

HISTORIA.

Se han encontrado en este término varios restos de las épocas romana y árabe, destacando los restos de unas construcciones existentes al pie de una montaña conocidos como la “calle de los Moros”.

GEOLOGÍA.

En esta zona se distinguen cinco conjuntos litológicos; el de mayor edad geológica está formado por calizas, dolomías y margas. Los materiales más recientes son arcillas, gravas, limos y arenas.

El relieve es abrupto con barrancos encajonados. Los ríos que atraviesan el término son el Guadiana Menor y el Alicún.

MEDIO AMBIENTE.

Se trata de una zona desértica, con pocas especies vegetales y escasez de cultivos.

Por las proximidades de la aldea El Cerrillo, abundan los espartales, que sirven de aplicación para la fabricación de ladrillos y techos de escayola. Es muy común encontrar retamas y alcaparras.

En estos suelos pobres encontramos almendros, hinojo y plantas aromáticas como el romero.

Contrasta con lo anterior, la vegetación del río Guadiana Menor, vegetación típica de ribera con álamos blancos, eucaliptos, tarais…

En las zonas encharcadas son típicos los juncos, carrizos, cañas, zarzas y la enea.

Respecto a la fauna, predominan aves de fuertes colores como la oropéndola y la carraca en zonas con una vegetación formada por carrizos, adelfas y eneas. En cambio, en las estepas y en los campos agrícolas, predominan aves como las cogujadas, y la totovía, entre otras.

ECONOMÍA.

Esta población es fundamentalmente agrícola y ganadera (lanar y cerda). En lo que se refiere a la actividad industrial, cuenta con una cantera y una fábrica de yesos y escayolas. También es importante la producción de esparto en este municipio, con mercado en distintas provincias españolas.

En este municipio s practica la pesca, así como la caza mayor y menor.

MONUMENTOS.

El edificio que más destaca en este término es su Iglesia parroquial, en la que se encuentran las imágenes de los patronos de Huesa, San Silvestre y Nuestra Señora de la Cabeza, y una talla en madera de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

FIESTAS.

Festividad de San marcos, el 25 de abril. En esta festividad es tradicional regalar tortas del Santo a quienes acuden a la misa.

Festividad de la Virgen de la Cabeza, en la que es costumbre subastar chotos, cerdos y corderos que han sido donados previamente para el culto.

Festividad de San Silvestre, el 31 de diciembre.

Ferias, del 8 al 11 de septiembre.

Fiestas Patronales en honor a la Virgen de la Cabeza, el 26 de abril.

COCINA.

De la matanza del cerdo que se realiza en Huesa, se elaboran deliciosas morcillas negras, chorizos y lomo adobado que se fríen en aceite de oliva y se guardan en orzas. Con las mantecas que sobran de las matanzas, se elaboran tortas y empanadillas.

Son tradicionales algunos platos como los populares andrajos con carne de caza menor, que concretamente en Huesa son conocidos como “talarines”; las migas de pan o de harina con torreznos, chorizo, rebanillos, aceitunas y melón; las gachas picantes que consisten en harina, pimientos rojos secos, pimientos asados y picante; por último las fritás de carne, bien de pollo o cerdo que suelen ir acompañadas de un riquísimo pisto.

Entre sus dulces, los roscos de San Silvestre, las torrijas y los roscos de sartén.

Viajero