En esta ocasión quiero desvelaros algunos detalles interesantes sobre una de las plazas más importante y distintivas de la ciudad de Sevilla.

La Plaza de la Encarnación es un lugar muy visitado tanto por los turistas como los habitantes de Sevilla pues se encuentra en un lugar estratégico, uniendo diversos puntos importantes de la ciudad, además las popularmente conocidas como setas o espacio Metropol Parasol se encuentran localizados en esta plaza.

HISTORIA

La plaza de la encarnación ha sufrido diversos cambios a lo largo de los años, lo cual la hacen tener un aspecto completamente diferente, primero albergó un convento agustino, por el cual recibe nombre, pero en 1810 se derribó, quedando así libre un gran espacio que cobró un uso completamente diferente, se convirtió en plaza de abastos, pero esto también cambió y sobre los años 60 comienzo a decaer la clientela y el estado del edificio empeoró poco a poco, hasta que en 1973 estaba prácticamente en ruinas, motivo por el cual se demolió, quedando en nada más que una explanada que se utilizaba para aparcar los coches y como parada de autobuses.

En 2003 volvió a cobrar un sentido y se comenzó a crear el  proyecto que girase en torno a los hallazgos arqueológicos descubiertos en una excavación y en 2004 el arquitecto alemán Jürgen Mayer comienza un proyecto llamado Metropol Parasol que no fue un camino fácil, pues hubo muchas polémicas, incertidumbre, retrasos y presupuestos adicionales, lo que no ayudó en absoluto a que los sevillanos tuviesen una vez inaugurado en 2011, una opinión positiva sobre el proyecto y que muchos de ellos quedaron descontentos con el resultado final pues no consideran que algo tan moderno encaje con una ciudad tan clásica en su arquitectura.

En mi opinión considero que resultado final ha quedado bien, es algo diferente y único , aunque  el mayor  fallo que encuentro y que me apena enormemente es que el yacimiento arqueológico, llamado antiquarium, ha quedado relegado a un segundo, tercer o cuarto plano, son muchos los habitantes de esta ciudad que nunca los han visitado o siquiera saben cómo se accede a ellos y es que la  entrada está un poco escondida y es muy poco llamativa, se encuentra en el lado izquierdo de las grandes escaleras, debes bajar, bien por las escaleras o por la rampa y verás que toda la zona está acristalada, la entrada se encuentra al fondo en el lado derecho.

Personalmente me gusta mucho cuando en Semana Santa las escaleras de acceso se llenan de personas que quieren disfrutar de los pasos que procesionan justo por debajo, aunque no es el único momento en el que las escaleras están tan concurridas , pues la plaza cuenta con un gran ambiente durante todo el año, tanto de día como de noche cuando también recomiendo ir porque las Setas tienen instaladas  unas luces led que van  cambiando de colores y es muy bonito y llamativo.

La foto que aparece en  la cabecera es una de mis favoritas de Semana Santa, la tomé hace ya algún tiempo, concretamente el 22 de Marzo de 2016, en la procesión de San Esteban.