Un alojamiento en las bodegas – La Rioja

Enclavada en el centro de la Rioja alavesa se encuentra la localidad de Laguardia. Caminando por sus calles, entre sus muros de piedra y sus casas palaciegas con escudos y blasones, parece que todo nos habla de historia. Y en las afueras del pueblo, mientras vamos rodeando su muralla, veremos las grandes extensiones de viñas que nos recordarán que estamos en pleno corazón de una tierra de prestigiosos vinos.

Una estancia en Laguardia nos permitirá, no sólo conocer su rico patrimonio histórico y cultural, sino también conocer esta comarca, su maravilloso entorno natural y sus bodegas, que contienen sus preciados vinos Denominación de Origen. Y un buen alojamiento para dicha estancia es el Hotel Cosme Palacio.

El hotel era, hace más de un siglo, una antigua bodega, reformada en el año 1990 para convertirla en este acogedor alojamiento. Cada una de sus 13 habitaciones lleva el nombre de una variedad de uva, empezando por su Suite Tempranillo. Son estancias muy amplias, con grandes ventanales que dejan entrar el sol, y cada una decorada de diferente estilo, y dotadas de baño completo y todo lo necesario.

En el establecimiento encontramos también, para uso común, varias salas y una biblioteca, donde podemos documentarnos de cualquier cosa relativa a la comarca y a las bodegas.

Podemos apuntarnos a alguna de las visitas guiadas que organiza el hotel, de manera gratuita para sus clientes, a sus prestigiosas Bodegas Palacio, en la cual visitaremos los viñedos, la nave de elaboración, la de crianza, así como su botellero histórico, participando, al final del recorrido, en una degustación de sus vinos.

Dado el protagonismo que tiene el vino en el establecimiento, su gastronomía también se convierte en algo de más importancia de la que tiene normalmente. En el restaurante del Hotel Cosme Palacio podremos acompañar los vinos de sus bodegas con platos como el cordero lechal asado al aroma de Verde de Racima, o el solomillo de ternera con salsa de setas al Cosme Palacio Blanco, o con otras exquisiteces del estilo.

Viajero